ALBERT SCHWEITZER Y LA ÉTICA

SOBRE LA APORTACIÓN DE ALBERT SCHWEITZER AL PENSAMIENTO ÉTICO. 2

Continuación de la entrada anterior.

Si a partir del Principio Básico de lo Moral, es decir, “Soy vida que quiere vivir en medio de vida que quiere vivir”, aplicamos dicho Principio a todas y cada una de las actividades del ser humano a todos los niveles y, en definitiva, aplicarlo para crear civilización, vemos que la tarea es enorme, es decir que está todo por hacer, tanto en las relaciones del ser humano con los seres humanos, con los animales, con el mundo vegetal, con la Madre Tierra y con el Cosmos en su totalidad.

El Principio Básico de lo Moral, según Albert Schweitzer, lleva a respetar la vida de todo ser vivo, por el hecho de estar vivo, ya que todos podemos entender que el “Otro” siente deseos de vivir, porque nosotros también deseamos vivir. Es la vivencia que compartimos todos los seres vivos.

Pero el Principio Básico de lo Moral de Albert Schweitzer, no se detiene en el puro deseo de vivir, sino que la naturaleza nos dota también del deseo de llevar a toda expresión de la vida a su mayor valor y perfección posible, tanto a nivel del ser vivo como al desarrollo de las instituciones sociales necesarias, de las estructuras sociales que están creadas para favorecer la vida llevándola a niveles más perfeccionados.

Nuestra cultura carece de una cantidad mínima útil de personas que vivan bajo el marco de referencia de “soy vida que quiere vivir en medio de vida que quiere vivir”, como para que la sociedad y la civilización pueda funcionar y, mucho menos, mejorar. Pero el problema para las personas es más grave aún, ya que la mayoría de las personas carecen de cualquier otro marco de referencia ético que les ayude a encaminar sus vidas e incidir en las vidas de los demás, de tal forma que el funcionamiento de la sociedad y el avance de la civilización sea posible. Tal como predijo Albert Schweitzer, la decadencia grave de la civilización la estamos viviendo nosotros. Su predicción ha sido, desgraciadamente, un acierto. No tenemos más que echar un vistazo a la corrupción a nivel mundial.

El ser humano actual cree que puede vivir sin ningún marco de referencia ética sin que de ello se derive una decadencia en lo personal, en lo social, en lo estructural y en la evolución degenerativa de la civilización.

La civilización es el esfuerzo del ser humano en lograr el mayor beneficio material y espiritual para toda la humanidad.

En lo material, hasta ahora hemos creído que podríamos progresar indefinidamente prescindiendo de la ética. Después de dos guerras mundiales y la crisis económica actual desmienten definitivamente dicha creencia. La verdad, tal como opinaba Albert Schweitzer, el progreso material no solo no favorece el desarrollo de la civilización sino que empeora el pronóstico debido al subdesarrollo de lo espiritual-moral. Somos subnormales como especie a la hora de administrar los avances materiales con el subdesarrollo en el campo ético en que nos encontramos.

Entradas relacionadas:

One thought on “ALBERT SCHWEITZER Y LA ÉTICA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.