La vida de los animales

La vida de los animales
La vida de los animales

En function de los conocimientos comunicados en la obra Evolutionary Psychiatry, citada más arriba, el reino animal se comporta siguiendo ambos Principios. Cuando, por ejemplo, una manada de leonas y un león no está cazando, se dedican a la procreación, a criar a los cachorros, al juego-aprendizaje, a dormir, etc. En éste ámbito predomina la relajación, la tranquilidad, la confianza mutua, es decir, el Principio Materno. Si un cachorro se pone enfermo la manada se preocupa, la madre se preocupa Pero cuando hay que ir a cazar las características que hay que poner en marcha son muy distintas. Así, una leona que sale a cazar, ha de estar tensa, vigilante, con los nervios a flor de piel, se ha de mostrar rápida de reflejos para que así los demás predadores sepan que está en plenitud de facultades y habría que pensarlo bien si se le quiere matar. La leona ha visto a una gacela y decide proceder a matarla, pero está vigilante de otro depredador que está a su izquierda, no puede tener ningún descuido porque éste le podría costar la vida. Por fin se dirige hacia la gacela. Cuando ya está a su altura, la gacela le pide que tenga piedad de ella porque tiene cuatro cachorros que criar. En ese momento la leona no puede dudar, no puede sentir piedad, porque si la sintiera y, por ello, no la matara, pondría en peligro la supervivencia de su especie. Por lo tanto, la mata, con lo cual su especie sobreivirá. Pone así en acción el Principio Paterno Sano. Sería PP excesivo patológicamente si, en lugar de limitarse a cazar justo a solamente una gacela, la abandonara sin comérsela ni llevarla a su manada y continuara matando otras gacelas y abandonándolas del mismo modo. Esto sería expresión del Principio Paterno Patológico por exceso. Tampoco puede permitirse sentir excesivo miedo al cazar, ya que entonces no cazaría, poniendo así en peligro, de forma diferente, a su especie. En éste caso la leona estaría funcionando desde un Principio Paterno Patológico por deficiencia. En otro supuesto, si la leona tuviese hepatitis, se sentiría cansada, caminaría de forma que dejaría ver que está débil. Lo mejor que puede hacer es no salir a cazar, pero esto no siempre es posible. Si en dicho estado sale a cazar tendrá que hacer un esfuerzo por aparentar que está muy sana o, de lo contrario la matarán. Es decir tiene que poner en marcha una parte del Principio Paterno que tiene que ver con el necesario, de momento, en función del momento evolutivo de la especie humana, “Gran Teatro del Mundo”, lamentable, pero aún imprescindible. Si la leona se acerca a matar a la gacela y ésta le ve, como si de rayos X se tratara, su hígado inflamado y se lo dice a la leona, nos podemos imaginar que esto a la leona no le hará ninguna gracia. Es típico que, desde la parte Paterna, al interesado no le gusta en absoluto que se sepa cómo es su carácter ni qué problemas de salud sufre. Cuando trataba en el hospital psiquiátrico a un grupo de esquizofrénicos crónicos que vivían en el hospital, había uno de ellos que rechazaba tajantemente contestar ningún tipo de test psicológico y, cuando le hacía un comentario en relación a su forma de ser o a algún problema psicológico que le apreciaba, mostraba claramente que dichos comentarios no le gustaban nada.

En resumen, con el ejemplo expuesto, se podrían agrupar como características de ambos principios de la siguiente forma:

Características del Principio Materno expresados por el ejemplo:

  • Afecto
  • Confianza
  • Cariño
  • Solidaridad
  • Preocupación por la vida de la manada
  • Juego
  • Tranquilidad
  • Conducta sufridora respecto a la vida de la manada
  • Brote pseudoobsesivo
  • Fe
  • Esperanza
  • Piedad
  • Transparencia
  • Darse a conocer
  • Unidad
  • Familiaridad
  • Cohesión
  • Lentitud
  • Relajación
  • Elogio a la lentitud

 Características del Principio Paterno expresados por el ejemplo:

  • Agilidad
  • Tensión
  • Alerta
  • Disimulo
  • Fingimiento
  • Mentira
  • Reserva
  • No darse a conocer
  • Secreto
  • Agresividad
  • Elogio a la rapidez
  • Reflejos aumentados
  • División
  • Ganar
  • Poder
  • Control de lo que los demás piensen de uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.