Principio paterno patológico por exceso y los procesos de fragmentación e irradiación

Se desea indicar con este dibujo que cuando la estructura de personalidad es de predominio del principio paterno hay un grado mayor o menor de fragmentación en la personalidad, lo cual implica que hay irradiación, es decir, hay síntomas de diverso tipo e intensidad. También indica que la persona tiende a sufrir trastorno explosivo intermitente cada vez que se enfrenta a una situación no empática. Recordemos que las tres posibles reacciones ante una herida narcisista por fallo de empatía son la depresión, la huida o la agresividad hacia el otro.

Principio paterno patológico por exceso y los procesos de fragmentación e irradiación
Principio paterno patológico por exceso y los procesos de fragmentación e irradiación

Otra forma de expresar las características de las estructuras A, B, C, D y E

estructura de la personalidad
estructura de la personalidad

Este segundo dibujo es otra forma intuitiva de comprender las características de cada Principio. El PM se pinta de verde porque es el color de la Naturaleza, de La Madre Naturaleza. El PP se pinta de rojo porque rojo es el color de la sangre, es decir, evoca la guerra, que es una de las expresiones extremas del instinto de muerte y, por lo tanto, del PP. El dibujo de arriba a la izquierda representa un buen equilibrio entre el PM y el PP, entre lo vivo, en este caso la planta, y lo muerto, en este caso la caña seca que sostiene la planta. De ésta forma la planta dará su mejor fruto con el mayor y más bello desarrollo del mismo: la flor. Lógicamente, aquí la caña seca representa al PP sano y la planta con su flor el PM sano. Es decir, solamente en un buen equilibrio entre el PM y el PP se puede dar la Vida. Hay equilibrios mejores y peores y de eso depende la calidad de dicha Vida. Este dibujo corresponde a la Estructura A.

El dibujo de arriba a la derecha quiere representar lo que ocurre cuando el PP (la caña seca, en este caso) está poco desarrollado. Entonces, como se puede apreciar en el dibujo, la Vida no alcanza la plenitud ni la belleza que hubiera podido ser. Cae al suelo y se marchita. Este dibujo corresponde a la Estructura D anteriormente mencionada y analizada.

El dibujo de abajo a la izquierda quiere representar cuando hay un desarrollo excesivo del PM (el cual, como se ve en el dibujo, ocupa toda la habitación disponible). Corresponde a la Estructura B cuando dicha Estructura se da con un PP normal o subdesarrollado. Al llenar la planta toda la habitación disponible mataría cualquier forma de vida que hubiese en la misma. Esta es otra de las formas en las que el Instinto de Vida puede llevar a la muerte psíquica del otro: sencillamente, no existe espacio psíquico para el otro, lo cual puede ser un foco constante de conflictos en la pareja, salvo que “el otro” acepte someterse sin rechistar, quebrando así su salud mental de forma muy grave.

Por último, el dibujo de abajo a la izquierda quiere representar el caso en el que una caña seca excesivamente alta o gruesa, en realidad, socaba la vida y pone muy difícil a la planta su propio desarrollo, por esto no hay flor en éste caso. Corresponde a la Estructura C mencionada anteriormente, cuando el PP está excesivamente desarrollado.

Estructuras básicas de la personalidad

Estructuras básicas de la personalidad
Estructuras básicas de la personalidad

El cuadrado representa a la persona (hombre, mujer, niño, adulto o anciano, etc.). El Eje verde representa al Principio Materno Sano. El Eje rojo representa al Principio Paterno Sano. El hecho de que ninguno de los dos ejes llegue al extremo superior del cuadrado quiere indicar que no es sano que los Principios estén desarrollados al cien por cien, si no por ejemplo, al 80 por ciento, el por qué de lo cual se explicará más adelante.

Como se ve, ambos Principios están desarrollados con la misma intensidad (igual altura) y no son ni más ni menos intensos (desarrollados) que lo que indica el gráfico.

Por comodidad y rapidez designaremos con la letra A mayúscula a esta estructura de Personalidad Sana, tal como aparece el gráfico.

Si este gráfico representa a la personalidad sana, ¿qué es la personalidad y para qué sirve que sea sana? La personalidad es una concepción teórica abstracta difícil de definir en términos sencillos, por esto, en lugar de dicha definición voy a describir las consecuencias para la persona, que tiene poseer una personalidad sana y una personalidad enferma. De este modo, veremos lo sencillo que es entender qué es la personalidad. Si una personalidad funciona bien esto se traduce en la siguientes cuatro características:

Primera: La persona tiene capacidad para desplegar y disfrutar una vida afectiva gracias a lo cual se sentirá “lleno” y no “vacío” emocionalmente. Si la persona canaliza esta vida afectiva hacia la constitución de una pareja amoroso-sexual con o sin hijos, la persona sentirá que, afectivamente, está “lleno”, que lo que necesita afectivamente ya lo tiene y no necesita buscarlo en otra parte. Si la persona canaliza esta vida afectiva por caminos espirituales religiosos o no religiosos, se sentirá “lleno” igualmente.

Segunda: La persona tiene capacidad para buscar, encontrar, lograr y mantener un trabajo con el cual ganarse la vida. (obviamos aquí los problemas sociales de la escasez de puestos de trabajo, ya que pienso que no dependen de las capacidades del individuo, aunque soy consciente de la complejidad del

problema).

Tercera: La persona es capaz de desarrollar las habilidades sociales básicas, que podemos resumirlas en los siguientes tres apartados:

  1. La capacidad de hablar con cualquier persona, de
    cualquier cosa y en cualquier lugar

  2. La capacidad de tener amigos

  3. La capacidad de relación con las Instituciones Sociales (relacionarnos y hacer gestiones, por ejemplo, con el Ayuntamiento, con un Banco, con la Universidad, etc…)

Cuarta: La persona con dicha estructura de carácter no desarrollaría ningún trastorno psíquico, salvo los que tuvieran carácter reactivo, por ejemplo, un Síndrome Depresivo como reacción a la pérdida de un familiar, o a la pérdida de trabajo, o bien, los Trastornos Psíquicos con fuerte carga genética, por ejemplo, esquizofrenia, si bien en éste caso, gracias a la buena estructura de la personalidad la esquizofrenia evolucionaría de forma benigna, pudiendo ser controlada mucho mejor con los tratamientos existente hoy día y no acabaría deteriorando significativamente la personalidad del enfermo.